Yolanda López Oliver

info@ylopezoliver.es

28012 Madrid


MANUAL IMPRESCINDIBLE DE REVIT DE ANAYA

ARQUIVIAJES. Kenya. Capítulo 1

Martes 2 Agosto 2011: España-Nairobi

El vuelo sale tarde. No hay sitio en la pista para nosotros pero al fin arrancamos a las 16.30 para llegar a El Cairo a las 22.00. En el transcurso nos vamos ambientando compartiendo experiencias de otros viajes.

Suerte que nuestros vuelos van conectados y aunque nos instigan con las prisas, el avión de enlace en el Cairo sigue esperándonos.

Llegamos al Jomo Kenyatta (Nairobi) a las 04.30. Cambiamos dinero y se consiguen y nombran los coches que nos acompañarán en el viaje: el azul es Simba, el gris Tai Tai, y el blanco Ñumbu. Quieren ser león, buitre y ñu, respectivamente.

 

Miércoles 3: Nairobi-Narok (destino Masai Mara)

Con el recorrido periférico a Nairobi (volveremos) y el estrés de la conducción se nos olvida indagar en la esencia del lugar; sólo kilómetros y kilómetros de suburbios y de lucha de subsistencia al volante. Por fin en Narok, asentamiento comercial de gran importancia por su emplazamiento estratégicamente situado, con sus precarias tiendas construidas con ñapas de chapa y plástico (dukas). Se llevan a cabo las primeras compras de provisiones y se concreta el menú del primer día de acampada: pasta con tomate concentrado y aperitivos de galletas chocolateadas. La perfecta sincronización no impide que se nos haga tarde para encontrar nuestra primera residencia, dada la calidad del firme de las carreteras.  

El paisaje comienza a ser el de sabana, estamos ya en Masailand, con arbustos chaparros y enredados en uno solo y alguna acacia aislada, lo que, junto con el atardecer, confiere al paisaje un aire enigmático, misterioso, tétrico, como de película.

A media hora de Narok localizamos con la primera intervención del GPS, el Ilariak Lodge. En el desvío al Lodge, nos encontramos con una señora masai de gastada edad porteando una garrafa de 20 kg en la cabeza, atada con una cinta a la frente. ¡Qué bien que decidimos acercarla a su poblado masai y conocer a su familia! Chozas de barro circulares agrupadas en un esbozo de círculo con tejados de estiércol y cabras, muchas cabras. El olor de cabras lo impregna todo, y más tarde no podré ni discernirlo, por apropiación. El pueblo Masai siente la necesidad de tocar al hombre blanco, tan desacostumbrado; los niños nos rodean, nos cercan, entrelazan sus manos con las nuestras y finalmente, bailes improvisados en los que todos celebramos nuestro primer encuentro con los nativos. No está mal para el primer día de viaje.

En el Ilariak Lodge, no hay camas para dormir, aunque sí nos autorizan a tomar prestado el hogar de las gacelas y los ñus para montar las tiendas de campaña. Primer día de montaje de acampada a la luz de los focos del coche y de la luna. Suerte que no tenemos que cocinar. Primera Tasker, 500 ml de cerveza, antes de la cena, al calor de un hogar africano. La cena, "buffet libre” a elegir entre dos platos proteínicos, de carne o pollo, y patatas fritas. 

 

Kenya. Cap I
Kenya. Cap I

Escribir comentario

Comentarios: 0